Noticias

Las emergencias, siniestros o desastres son causados por diferentes fenómenos, que de acuerdo con su origen, se pueden clasificar en fenómenos naturales y fenómenos provocados por la actividad humana (antrópicos).

 

FENÓMENOS NATURALES:

Son ocasionados por manifestaciones de nuestro planeta, generalmente provienen de los cambios en las condiciones ambientales o actividad geológica y se clasifican en dos tipos:

a) Fenómenos Geológicos: la mayoría son producidos por los movimientos y actividad de la corteza, tales como: sismos, vulcanismo, tsunamis o maremotos, inestabilidad de laderas, flujos, derrumbes, hundimientos, subsidencia y agrietamientos. No son muy frecuentes, pero es indudable que por su poder destructivo genera desastres de grandes magnitudes.

b) Fenómenos Hidrometeorológicos: entre ellos están los ciclones tropicales, lluvias extremas, inundaciones pluviales, fluviales, costeras y lacustres; las tormentas de nieve, granizo, polvo y eléctricas; las heladas, las sequías, las ondas cálidas y gélidas y los tornados. La periodicidad de los fenómenos hidrometeorológicos es más frecuente y sus intensidades se han modificado por los efectos del cambio climático

 

FENÓMENOS PROVOCADOS POR ACTIVIDAD HUMANA (antrópicos)

Se clasifican en:

a) Químico-Tecnológicos: Provocados por fugas o derrames de sustancias químicas peligrosas como solventes, gases, gasolinas, también por incendios, explosiones, fugas tóxicas o radiaciones.

b) Sanitario-Ecológicos: Afectan el ambiente y la salud de las personas, de los animales y las cosechas; son provocados por la contaminación del aire, agua y suelo, por lluvia ácida y ceniza volcánica, así como por plagas como ratas, cucarachas, hormigas o abejas, las cuales pueden producir enfermedades y problemas de salud pública.

c) Socio-Organizativos: Son propiciados por errores humanos o por acciones premeditadas, que se dan en grandes concentraciones de gente o movimientos masivos de población como manifestaciones sociales, eventos deportivos, musicales o religiosos, bloqueos a vialidades; conductas antisociales como el sabotaje, terrorismo o enfrentamientos entre grupos antagónicos, vandalismo, accidentes aéreos, marítimos o terrestres e interrupción o afectación de los servicios básicos.

 

Es preciso trabajar en conjunto entre gobierno, empresas, organizaciones civiles y población para implementar medidas que reduzcan los riesgos a los que todos estamos expuestos para avanzar de manera constante en la cultura de la prevención o la resilencia para poder enfrentar cualquier impacto y mitigar de manera oportuna sus efectos destructivos. La implementación a tiempo de protocolos y práctica de estos de manera constante es clave para alcanzar estos objetivos.

Los protocolos de actuación ante emergencias nos permiten:

a) Prevenir un incidente antes de que ocurra.

b) Actuar ante un incidente cuando este se desata, utilizando para ello las técnicas adecuadas en conjunto medios materiales y humanos precisos.

c) Localizar la emergencia y de ser posible eliminarla.

d) Poner a resguardo la vida e integridad física de las personas que confirman la población estable y transitoria al inmueblee o zona en donde se generó la situación de emergencia.

 

 

Algunos de los protocolos de emergencia más comunes en los entornos urbanos:

a) En caso de sismo.

b) En caso de lluvias o inundación.

c) En caso de caída de ceniza de un volcán.

e) En caso de erupción volcánica

d) En caso de incendio.

e) En caso de viento fuerte.

 

 

Todos los protocolos están conformados por secuencias de actividades específicas, enfocadas a la emergencia específica y al área o espacio en el que esta se presenta, siempre reforzadas por equipamiento y por señalizaciones en los espacios que permiten la adecuada actuación de todos los involucrados.

En caso de que se presente alguna situación que te ponga en riesgo a ti, tu familia o a tu equipo de laboral, es vital estar preparado para actuar. Entre mayores conocimientos se tengan sobre estos temas mayores serán las posibilidades de salir bien librado de un siniestro.

Conoce más sobre nuestros entrenamientos.