AGENTES LIMPIOS

La mejor calificación de un “agente limpio” se obtiene a partir de los atributos estándar que dichos agentes deben cumplir.
Es así que la norma NFPA 2001 de los EEUU define: “Un agente limpio es un agente extintor de incendio, volátil, gaseoso, no conductivo de la electricidad y que no deja residuos luego de la evaporación”.
De esta definición se desprende sus propiedades más importantes:
• No debe dejar residuos
• No hace falta limpiar luego de su uso
• No debe afectar el funcionamiento del lugar en el cual se ha utilizado. Sin tiempos inoperantes (Lucro cesante = CERO).
Basados en esta definición el agua, las espumas sintéticas y el polvo químico seco no pueden considerarse agentes limpios dado que:
• Dejan residuos
• Requieren limpieza
• Provocan tiempos inoperativos
• En muchos casos su utilización pueden producir daños en activos aún mayores que el propio incendio.
Para alcanzar estos atributos, los “agentes limpios” también deben ser rápidos en la detección y extinción del incendio.
| CATÁLOGO CAEDSA

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “AGENTES LIMPIOS”