DETECCIÓN

Los detectores de humo son dispositivos de alerta inmediata diseñados para notificar a los individuos de un inmueble sobre la presencia de humo, son de vital importancia por el innegable valor que éstos tienen para minimizar los riegos de vidas humanas y de la salvaguardia del patrimonio.
Todos los eventos recogidos, identificados y registrados en un sistema de detección y alarma de incendios informan de manera automática e instantáneamente a los agentes implicados en las acciones de control y/o corrección, para que puedan actuar con efectividad y rapidez en caso de incendio.
Sus posibilidades de sobrevivir a un incendio aumentarán si instala detectores de humo en zonas estratégicas como áreas comunes, bodegas, sistemas de computo, expedientes, etc.
El mantenimiento de las instalaciones debe ser coherente, con un contrato por escrito que estipule el estado de cada detector de humo, es decir, hay que implementar la gestión integral del mantenimiento. La vida útil de los detectores de humo es de alrededor de 10 años, pero no obstante, para que pueda tardar cierto tiempo, debe de estar sujeto a los mantenimientos preventivos y correctivos en forma pertinente por parte de los dueños o departamentos encargados.
Contáctanos y uno de nuestros representantes analizará tus necesidades para proponerte la mejor opción.
| CATÁLOGO CAEDSA

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “DETECCIÓN”